Eventos

Suarez Chamoro - Exposición en Mijas
Loading images...
  • First Image
  • First Image
Suarez Chamoro en Casa Museo de la Villa (Mijas) del 6 de mayo al 30 de septiembre
(stop-web-listado)

Título de la Exposición: De lo Rural y el Surrealismo

Sala de Exposiciones: Casa Museo de la Villa. Mijas (Málaga)

Fecha de inauguración: 6 de mayo de 2010

Fecha de clausura: 30 de septiembre de 2010      

  El cambio que la sociedad ha experimentado durante los últimos años ha provocado que los restos materiales de la industrialización de los siglos XIX y XX sean considerados elementos del patrimonio cultural, testimonios de un proceso económico que transformó la humanidad. En España, la valoración de este nuevo patrimonio se ha producido en distintos lugares del territorio, y prueba de ello son los numerosos estudios existentes y los museos de esta temática.

  La misión del museo que nos ocupa es la de custodiar, conservar, investigar y difundir el patrimonio que es fiel reflejo del espíritu creativo de las etapas de la vida de cuantas personas nos han precedido a lo largo del tiempo. Es un testimonio y homenaje al trabajo, a la técnica del hombre en el mundo rural y muestra su capacidad para sobrevivir y progresar en un medio natural determinado.

 Este patrimonio se puede conservar porque hay una localización del mismo, un arraigo, porque no se trata de la industrialización deslocalizada tal y como la concebimos hoy día, desarraigada; ésta todavía encierra el ejercicio de escuchar el rumor de la tierra.

   No es casualidad que en la obra de Suárez-Chamorro se combinen elementos tradicionales cuando no pertenecientes directamente a esa antigua industrialización, con colores pardos, ocres, terrosos, que representan esa Tierra que entonces aún tenía cosas que contar, órdenes que dar, ganas de trabajar con y para nosotros. Y es que el artista, basándose en el mundo rural y en las sociedades tradicionales, compone estas tres magníficas obras, Consideraciones para después de una guerra, Niño con un rulo aceitoso y Pezones en la cúspide, obras que se exponen en el Museo Histórico Etnográfico de Mijas junto con los elementos de labranza, de pesca, molinos de aceite… haciendo que el visitante se pueda sumergir en el pasado de esta ciudad.

   Este artista visual nos presenta una obra impregnada de sentimientos de nostalgia que le provocan el recuerdo del pasado, cruzando diferentes clasificaciones estilísticas como son la abstracción, el surrealismo o el informalismo, tendencias que siempre han estado presentes en su trayectoria artística, lo que le permite expresarse sin las limitaciones que impone la realidad. Nos retrata la tierra, como la ve y como la siente.

   Mediante vigorosos brochazos, que se hacen signo de su forjada personalidad, va componiendo su trabajo, mezclando pigmentos tradicionales en la concepción convencional del arte con objetos exógenos, quedando como resultado una textura cercana al bajorrelieve. Se ofrece un nuevo interés por la materia que otorga la libertad a lo imprevisto, haciendo un uso expresivo de la misma. La obra se conjuga mediante unos elementos sueltos que, en conjunto, funcionan.

 Son obras intensas que se manifiestan en el gran formato, constante en el expresionismo abstracto, para permitir que la obra cobre toda su expansión, que la obra no tenga límites, su prolongación visual en una fuga imaginaria en el espacio. Este formato está en relación directa con el dramatismo que la obra emite, con el énfasis que el pintor pone en ella. La mente y la mano de Suárez-Chamorro con su dinámica y juego creador hacen posible un capítulo armonioso y renovado de la pintura informalista, de la abstracción como campo y género permanente en las artes plásticas.

   Haciendo suyos los parámetros del controvertido artista Joseph Beuys: “El propósito del arte es hacer libre a la gente, por lo tanto, para mí el arte es la ciencia de la libertad”, Suárez-Chamorro busca ante todo la interrelación entre la obra y el espectador, otorgándole al mismo la posibilidad de una lectura libre, implicándolo en su universo, ya que nos encontramos ante una obra abierta a las diferentes interpretaciones. El resultado es la interactividad del espacio plástico.

   Todo ello queda plasmado en una trayectoria en la que el autor ha desarrollado una poética personalísima a partir de pretextos figurativos o situaciones emblemáticas, una trayectoria en la que mantiene su compromiso con el patrimonio industrial, como podemos comprobar en las obras que conforman esta muestra y en muchas otras como pueden ser la serie de carteles dedicados a las chimeneas de las fábricas, hitos de la memoria histórica malagueña.

   Suárez-Chamorro es un artista multidisciplinar ya que su obra abarca además de la pintura otras áreas como las nuevas técnicas en cartelería, las innovadoras posibilidades en fotografía y los proyectos audiovisuales, por lo que estaríamos también ante un artista multimedia, demostrando en todo ello su parte más creativa, su dominio en la técnica, su huella más personal, que hacen al espectador cómplice de su mensaje.

Mercedes Clavijo Romero

Historiadora del Arte